andrologia

La andrología es la parte de la medicina encargada del estudio, exploración e investigación de la fisiología (normal funcionamiento) y fisiopatología (funcionamiento anormal) de las funciones reproductivas del hombre. Los principales problemas de los que se encarga la andrología son la infertilidad masculina, disfunciones sexuales, diagnóstico y tratamiento de los cambios hormonales que suceden en el hombre y enfermedades de los genitales masculinos.

En SARESA realizamos tratamientos a pacientes azoospérmicos, oligospérmicos o teratospérmicos, mediante búsqueda testicular y punción de epidídimo. También se estudias las causas posibles de tales patologías en búsqueda de soluciones no invasivas.

Nuestro laboratorio de andrología esta dispuesto para aportar a la solución de la mayoría de problemas de fertilidad masculina. Contamos con profesionales de larga experiencia en el área de la fertilidad humana asistida.

En SARESA somos determinantes a la hora de ofrecer tranquilidad a nuestros pacientes, razón por la cual realizamos estrictos y exhaustivos controles en nuestro laboratorio para garantizar la máxima seguridad en todas nuestras tareas.

De forma tal que ninguna medida de control es exagerada, las cuales incluyen: la correcta identificación de muestras de pacientes,  planillas para las muestras durante las pruebas, control de luz, de temperatura ambiental y mesas de trabajo, estado y control de estufas en temperatura y gases, y control microbiológico del laboratorio en general.

En el estudio de la pareja que busca tener un hijo existe un estudio fundamental que cumplimentar que es el espermograma o estudio de semen. El mismo estudia la concentración, movilidad, y morfología de los espermatozoides.

Una vez recibida la muestra de semen en el laboratorio, se procede a medir parámetros físicos tales como apariencia, consistencia y liquefacción, e inmediatamente se calcula concentración de espermatozoides por cada mililitro de semen. Si existe una bajo conteo de espermatozoides estamos frente a un caso de Oligozoospermia (Oligo = poco, escaso).

El siguiente paso es la evaluación de la movilidad de los espermatozoides. Existen tres formas en que un espermatozoide se mueve. A estas categorías las denominamos clase: A) los mas rápidos, clase B) los intermedios y clase C) los que no se desplazan. Entonces en la evaluación de la movilidad podemos tener un semen en el cual los espermatozoides se mueven poco, llamado Atenospermia (Ateno = lento).

La forma de los espermatozoides es muy importante a la hora de evaluar un paciente. Para ello, se realizan dos pruebas morfológicas para poder optimizar el índice morfológico del semen sometido a la prueba. Del resultado de este análisis morfológico puede resultar un bajo índice morfológico con lo cual caracterizamos estas muestras como Teratozoospermia (Terato = deforme).

Por lo tanto una muestra de semen puede ser por ejemplo Oligoteratozoospermica (baja concentración, mala movilidad y morfología), así como éste ejemplo existen variantes de un análisis de semen. En base a los resultados obtenidos es que se sugiere al equipo medico sobre cual técnica es la mas conveniente para que la pareja pueda lograr un embarazo.

Obtención de la muestra

Para poder realizar el estudio de semen es necesario dar ciertas indicaciones ya que a diferencia de un análisis de sangre, los antecedentes del paciente, tales como enfermedades anteriores (paperas, estados febriles, resfríos, etc.) pueden llegar a afectar la calidad seminal. Es por esto que una entrevista con el biólogo será necesaria para recibir las indicaciones pertinentes sobre la toma de muestra y con esto poder llegar al valor diagnostico.
Es conveniente guardar 3 días de abstinencia sexual previo al día de la obtención de la muestra. Al paciente se le proveerá un recipiente esterilizado donde dejará su muestra y tendrá un margen de una hora para hacerla llegar  hasta el laboratorio.

Otros Estudios

Existen otros marcadores bioquímicos tales como fructosa, ácido cítrico, cinc, etc. que nos abordarán resultados sobre la salud de las glándulas anexas al sistema reproductor masculino como son próstata, vesículas seminales y epidídimo, las cuales son responsables de la correcta maduración de los espermatozoides.

Una fracción de muestra de semen permite determinar si existe algún tipo de germen (ya sea parásito o bacteria) en el tracto reproductor.

Otra de las pruebas funcionales que se realizan a los espermatozoides es la detección de anticuerpos antiespermatozoides. En ciertas circunstancias el sistema inmunológico puede llegar a “desconocer” a los espermatozoides atacándolos como si fueran particulas extrañas, liberando anticuerpos antiespermatozoides. Esto, genera una aglutinación de los espermatozoides con lo cual la calidad seminal disminuye considerablemente. Para ello se desarrolló una técnica que nos permite ver si hay o no anticuerpos de este tipo, y en segunda instancia, poder saber qué tipo de anticuerpo es el que esta secretado.

La preparación de semen consiste en realizar un lavado del semen retirando el plasma seminal y otras impurezas, concentrar los espermatozoides y mejorar su movilidad. De esta manera, la muestra capacitada estará en condiciones de ser utilizada en cualquier técnica que precise la paciente.

 

 

 

 

La criopreservación de espermatozoides consiste en la congelación de muestras a una temperatura de – 196°C en nitrógeno líquido hasta que sea necesario utilizarlas en alguno de los tratamientos de reproducción asistida.

Generalmente nuestros pacientes aprovechan este recurso en las siguientes situaciones:

  • Personas que no pueden estar presentes en el momento en que se precisa su semen.
  • Lista de espera de ovodonación.
  • Previo a tratamientos de radio y/o quimioterapia.
  • Previo a la realización de una vasectomía.
  • Luego de una biopsia testicular.
  • Dificultades en la obtención de muestras.

En un mínimo porcentaje de pacientes que se someten a este estudio, existen casos que presentan una ausencia total de espermatozoides en la muestra. Ante este tipo de situaciones tomamos contacto con el paciente para informarle de sus resultados a la vez de indicarles cómo y cuando colectar una nueva muestra, ya que ésta definirá la situación y diagnostico del paciente.

Si se repiten los mismos resultados, estamos frente a un caso de Azoospermia (A = sin).

El paso siguiente será derivar al paciente al médico andrólogo (especialista en trastornos masculinos), quién determinará cual de estos es el diagnóstico definitivo:

  1. Azoospermia Obstructiva. Los conductos a través de los cuales los espermatozoides deben ir desde el testículo hacia la parte superior del aparato genital están obstruidos, ya sea por una infección, traumatismo u otras causas.
  2. Azoospermia no Obstructiva. Por algún factor, las hormonas involucradas en el desarrollo del sistema genital han sufrido una baja de producción o bien una supresión total de su formación, por lo tanto el testículo deja de producir espermatozoides o conlleva la ausencia total de células que dan origen a los espermatozoides. Esto toma un diagnóstico definitivo diagnostico a través de una pequeña intervención quirúrgica que denominamos biopsia testicular.

La biopsia testicular es una cirugía ambulatoria puesto que el tiempo de internación es el suficiente como para recuperarse de la anestesia. En la misma se toma una muestra del tejido testicular o una punción en el epidídimo. La muestra es enviada al laboratorio de embriología donde se rescatan los espermatozoides frescos y viables (puesto que estén presentes), los cuales son congelados para ser utilizados en el ICSI (Inyección Intracitoplásmica de Espermatozoides), que permitirá al paciente ser el padre genético de sus hijos.

 

 

 

Banco de Semen

En caso de no existir espermatozoides a nivel testicular se le informa inmediatamente al paciente de la situación. Ante este panorama, la forma de lograr la paternidad para el paciente es a través de un banco de semen anónimo.
Si la pareja acepta recurrir a este recurso, el equipo de biólogos tomará el fenotipo del varón, es decir, su aspecto caracterísco tal como color de ojos, altura, color de cabellos, peso, grupo sanguíneo, etc. SARESA luego, recurre a un banco de semen para obtener la muestra de donante anónimo con la cual se realiza el tratamiento requerido por el equipo médico.

Es importante remarcar que todas las muestras almacenadas son genética, y micro-biológicamente evaluadas para garantizar calidad y salubridad en el envío.