El diagnóstico debe evaluar todos los factores que están relacionados con la fertilidad.

Es fundamental el estudio rápido y simultáneo de ambos miembros de la pareja.


La edad de la mujer condiciona de manera fundamental la capacidad reproductiva, por lo que este factor será determinante en la celeridad del diagnóstico y el inicio de los tratamientos.  El diagnóstico correcto informará con exactitud las causas físicas, lo que permitirá realizar el tratamiento más indicado. El diagnóstico debe abarcar los siguientes aspectos:
  • La ovulación
  • La integridad anatómica y funcional de las trompas de Falopio
  • La correcta interacción de los espermatozoides con el aparato genital femenino
  • La producción espermática

Estudios Diagnósticos Habituales


DOSAJES HORMONALES:
  • T4
  • LH y FSH
  • TSH
  • Estradiol
  • Hormona antimulleriana (AMH)
  • Prolactina
  • Glucemia
  • HOMA – Insulina
  • Anticuerpos antitiroideos
  • Anticuerpos antifosfolipídicos
EXUDADO VAGINAL
  • Citomegalovirus
  • Clamidia
  • Ureaplasma
PAP – colposcopía
MAMOGRAFÍA
HISTEROSALPINGOGRAFIA
  • SEROLOGÍA
  • HIV
  • Hepatitis B y C
  • Vitamina D
  • VDRL
  • CMV  (citomegalovirus)
  • Chagas
  • Toxoplasmosis

Si existe la sospecha de que la causa de la esterilidad está asociada a una disfunción de la ovulación u otros problemas  del sistema endocrinológico femenino, las pruebas diagnósticas a realizar para confirmar esta causa son la evaluación de los niveles hormonales. Ésta se realiza a través de análisis de sangre, en los que se miden los niveles hormonales para establecer si los ciclos son ovulatorios o no, incluyen:

Dosaje en sangre de Gonadotropinas. Las gonadotropinas (FSH y LH)  son hormonas  que estimulan a los ovarios para producir óvulos. Si la prueba muestra niveles elevados de gonadotropinas podría significar que su fertilidad es menor que la normal

Dosaje en sangre de Progesterona. Esta es una hormona producida por los ovarios luego de la expulsión del óvulo. Si usted tiene períodos menstruales regulares mensuales esta prueba debería ser realizada entre los días 19 a 22 del ciclo.

Evaluación Tiroidea. La evaluación tiroidea se realiza con dosaje en sangre de las Hormonas tiroideas (TSH, T3; T4) ya que una disfunción en la glándula tiroides puede afectar el proceso de ovulación.

El dosaje de Prolactina PRL debe realizarse ante la presencia de ciclos anovulatorios o cuando la mujer presenta galactorrea (condición en la que la mujer presenta secreción láctea por los pezones no relacionada con un embarazo reciente).

Evaluación de las trompas de Falopio. Si la pareja lleva mas de un año en la búsqueda del embarazo o la mujer padeció Enfermedad Pelviana Inflamatoria, o Endometriosis (enfermedad en la que las células del endometrio, que es la capa interna de la cavidad uterina, se encuentran presentes anormalmente en otras áreas de la pelvis, provocando adherencias y dolor), se deben realizar pruebas para evaluar la permeabilidad de las trompas de Falopio con una Histerosalpingografía.

La Histerosalpingografía consiste en la realización de un estudio radiográfico luego de la  inyección de un fluido a través del cuello del útero que rellena la cavidad del mismo y las trompas de Falopio permitiendo así la visualización de las mismas como también su permeabilidad o no.

Antes de realizar la histerosalpingografía, debe realizarse una prueba para determinar la presencia de Chlamydia Trachomatis. Este germen puede provocar daño en las trompas de Falopio si no se realiza el diagnóstico y el tratamiento oportuno. Si el diagnóstico es positivo los dos integrantes de la pareja deben realizar el tratamiento con antibióticos.

La Cirugía videolaparoscópica debe ser realizada si la mujer padece o padeció alguna de las siguientes patologías:

  • Enfermedad Pelviana Inflamatoria
  • Endometriosis
  • Embarazo Ectópico ( cuando el embarazo se desarrolla fuera del útero, usualmente en las trompas de Falopio)

La cirugía videolaparoscópica  requiere de anestesia general. En ella el cirujano observa el útero y las trompas a través de un pequeño elemento telescópico, llamado laparoscopio. A través de éste el médico puede ver si el líquido inyectado por el cuello del útero pasa a través de las trompas o si existe algún bloqueo a ese pasaje.

Su médico puede indicarle la evaluación de la cavidad uterina, si existe una razón que lo justifique. Este estudio se denomina Histeroscopía y se realiza introduciendo un pequeño elemento, llamado histeroscopio, a través del cuello del útero para observar la cavidad.

En algunos casos el canal del cuello uterino puede resultar un obstáculo para el pasaje de los espermatozoides, depositados en la vagina, luego de la relación sexual. Esto se puede deber a alteraciones en la formación de moco por parte de las glándulas del cuello uterino o a cirugías previas en el cuello uterino (cono de cuello) lo que provoca una dificultad en el tránsito de los espermatozoides hacia la cavidad uterina y las trompas. Se evalúa de acuerdo a los antecedentes de la paciente (cirugías, etc.).

En el hombre, las causas específicas de infertilidad en general están relacionadas con defectos en la producción espermática o con obstrucciones en el transporte en la eyaculación.  Entre los vinculados con la calidad espermática se encuentran:

  • Bajo conteo de espermatozoides (Oligozoospermia).
  • Poca movilidad de los espermatozoides (Astenospermia).
  • Inhabilidad espermática para penetrar el óvulo.
  • Falta de espermatozoides en el eyaculado (Azoospermia).

Si nuestros médicos sospechan que la causa de infertilidad es de factor masculino, se realizarán los siguientes estudios diagnósticos:

Espermograma

El espermograma o análisis de semen es el estudio más directo, y efectivo de la fertilidad masculina. Este análisis mide la concentración, cantidad, movilidadmorfología de los espermatozoides.

Se miden parámetros físicos tales como apariencia, consistencia y liquefacción, e inmediatamente se calcula concentración de espermatozoides por cada mililitro de semen. Si existe una bajo conteo de espermatozoides estamos frente a un caso de Oligozoospermia (Oligo = poco, escaso).

El siguiente paso es la evaluación de la movilidad de los espermatozoides. Existen tres formas en que un espermatozoide se mueve. A estas categorías las denominamos clase A, los más rápidos; clase B, los intermedios y clase C, los que no se desplazan. Entonces en la evaluación de la movilidad podemos tener un semen en el cual los espermatozoides se mueven poco, llamado Astenospermia (Asteno = lento).

La forma de los espermatozoides es muy importante a la hora de evaluar un paciente. Para ello, se realizan dos pruebas morfológicas para poder optimizar el índice morfológico del semen sometido a la prueba. Del resultado de este análisis morfológico puede resultar un bajo índice morfológico con lo cual caracterizamos estas muestras como Teratozoospermia (Terato = deforme).

Por lo tanto una muestra de semen puede ser por ejemplo Oligoteratozoospermica (baja concentración, mala movilidad y morfología), así como éste ejemplo existen variantes de un análisis de semen. En base a los resultados obtenidos es que se sugiere al equipo medico sobre cual técnica es la mas conveniente para que la pareja pueda lograr un embarazo.

Azoospermia y Biopsia testicular

Los casos de Azoospermia consisten en la ausencia de espermatozoides en el eyaculado y para dicha condición se realiza una biopsia testicular. Consiste en una punción epididimaria o directamente sobre los testículos a los fines de extraer una muestra de tejido testicular y rescatar, si existen, espermatozoides frescos y viables.

Muchas veces existe producción de semen, pero los espermatozoides presentes en él no son canalizados en la eyaculación, aunque sí pueden ser hallados en el tejido epididimario.

Dentro de los casos de infertilidad, el 90% resultan de causas que pueden ser diagnosticables, mientras que el 10% restante entran en la categoría de casos de Esterilidad Sin Causa Aparente (ESCA).  Sin embargo estos últimos pueden ser igualmente tratados mediante las técnicas de reproducción asistida y obtenerse resultados exitosos.