Además de la cirugía ginecológica convencional, SARESA cuenta con el área de cirugía endoscópica.

La cirugía mínimamente invasiva provoca menor dolor, evita grandes cicatrices, permite una recuperación post-operatoria rápida y la estancia en la clínica se acorta (máximo de 24 hs.).

Cirugía Endoscópica

Las técnicas endoscópicas nos permiten diagnosticar y tratar enfermedades de los órganos femeninos internos (útero, trompas de Falopio, ovarios y vejiga). Con estas técnicas le ofrecemos a nuestras pacientes, la ventaja de no tener que hospitalizarse ya que son intervenciones ambulatorias de mínimo abordaje abdominal. Las intervenciones requieren solo de pequeñas incisiones en la piel de menos de 1 cm., que una vez cicatrizadas no dejan marcas.

La videolaparascopía puede ser utilizada en el diagnóstico y/o tratamiento de las enfermedades del útero, las trompas de Falopio, los ovarios y la pared pélvica. Es una técnica que permite visualizar la cavidad abdominal y órganos pélvicos. Para las cirugías, se realiza una pequeña incisión debajo del ombligo por donde se inserta el laparoscopio, y luego se realiza una segunda incisión por debajo del vello púbico para insertar pinzas. Las incisiones no dejan marcas una vez curadas.

Esta técnica está indicada en las siguientes situaciones:

  • Esterilidad Sin Causa Aparente (ESCA). Se indica la videolaparascopía diagnóstica ya que es el método óptimo para confirmar un diagnóstico.
  • Endometriosis. Es la localización anormal de tejido endometrial fuera del útero (capa interna del útero), responde a cambios hormonales cíclicos y sangra todos los meses provocando la menstruación. Cuando ese tejido se encuentra anormalmente fuera del útero, el sangrado ocurre en la cavidad abdominal pélvica provocando dolor menstrual muy intenso, adherencias y daño en las trompas de Falopio pudiendo ocasionar su obstrucción.
    En estos casos, la videolaparascopía permite confirmar un diagnóstico y destruir las lesiones endometriosicas.
  • Histerosalpingografía (HSG) anormal. Es una indicación de videolaparascopía diagnóstica, ya que es el método por excelencia para confirmar daño o indemnidad de las trompas de Falopio.
  • Quistes de ovario. Permite la extracción de los mismos con incisiones mínimas y una rápida recuperación de la paciente.

La histeroscopía es la inspección del interior del útero. Se introduce un instrumento telescopio muy delgado (entre 3 y 5mm) a través del cuello del útero (canal cervical) permitiendo ver el interior del mismo.
La histeroscopía diagnóstica se realiza de manera ambulatoria en el consultorio, representa poca molestia para la mujer, generalmente sin la necesidad de anestesia. La histeroscopia quirúrgica se realiza en el quirófano bajo anestesia local o sedación.

Esta técnica está indicada en los siguientes casos:

  • Sangrado uterino anormal. Permite localizar la zona de sangrado y la causa funcional u orgánica.
  • Defectos de relleno en la HSG (pólipos, miomas, adherencias, sinequias, etc). Diagnostica la presencia y extrae pólipos, libera adherencias, dejando a la cavidad en la condición de albergar embarazos en el futuro.
  • Fallas de implantación embrionaria en pacientes que hicieron TRA (alta complejidad)  anteriormente.
  • Malformaciones uterinas.

Permite la visualización de las trompas, con instrumentos de 3mm de diámetro, pudiéndose evaluar las características morfológicas de las mismas y determinar su aptitud para el proceso reproductivo.