Programa de Ovodonación

A partir de los 35 años de edad la calidad y cantidad ovocitaria de la mujer decrece, siendo esta disminución más pronunciada a partir de los 40 años. Para ese entonces es probable que sus óvulos no sean capaces de conducir a un embarazo y, si lo hacen, hay mayor riesgo de que el bebé presente síndromes genéticos (por ejemplo, síndrome de Down).
Asimismo, hay mujeres que mucho antes de los 40 años presentan una falla ovárica prematura. La falla ovárica prematura (FOP) ocurre cuando los ovarios de una mujer dejan de funcionar antes de los 40 años. Esto puede ser natural o causado por cirugía, quimioterapia o radiación.
Para estas mujeres, la ovodonación es una alternativa para lograr el embarazo. (Ver recuadro)

La ovodonación es apropiada para mujeres con:

  • Falla ovárica prematura.
  • Hayan sufrido la extirpación de sus ovarios, quimioterapia o radiación
  • Riesgos de transmitir enfermedades genéticas a su descendencia.
  • Luego de varios intentos de tratamientos fallidos con óvulos propios.
  • Mujeres de edad reproductiva avanzada

¿Qué es la ovodonación?

La paciente infértil (receptora) se transfiere y gesta embriones formados a partir de los óvulos de una mujer donante anónima con del semen de su pareja o de un donante por técnicas de FIV o ICSI (ver).

La mujer donante no sabe quién es la mujer receptora y viceversa. El anonimato es un derecho para la mujer donante, en pos de preservar su intimidad. El niño que nazca sólo podrá conocer de su donante: (art. 564 del Código Civil).

  1. La información relativa a datos médicos del donante, brindados por el centro médico, cuando es relevante para la salud;
  2. La identidad del donante, sólo por razones debidamente fundadas, evaluadas por la autoridad judicial. Es decir que la identidad de la donante sólo puede ser conocida excepcionalmente por razones debidamente fundadas habiendo atravesado un proceso judicial y con orden de un juez.

Nunca, bajo ningún aspecto, habrá reclamos filiatorios del niño hacia la donante ni viceversa. Jamás se establecerá un vínculo jurídico que determine obligaciones ni derechos parentales ni sucesorios.

¿Quiénes pueden ser donantes de óvulos?

Mujeres de entre 20 y 32 años, sanas, preferiblemente que hayan tenido hijos sanos (ver recuadro).
Las donantes son mujeres que de manera voluntaria y altruista, donan sus óvulos para ayudar a mujeres infértiles a tener hijos.

¿La donación de óvulos es remunerada?

La donación de óvulos es voluntaria y a título gratuito. La ley 26.862 establece que no puede ser remunerada. Sin embargo, se compensa económicamente a la donante por su lucro cesante, los gastos en los que hubiera incurrido y las molestias que se hubiera tomado. La compensación económica no es una contraprestación y no torna onerosa la entrega de células reproductivas.
Las potenciales donantes que toman contacto con el centro de reproducción, concurren a una primera entrevista donde se les explica el proceso y se les hace un interrogatorio médico. Luego se someten a estudios médicos y psicológicos para determinar si están en condiciones de donar.

La donante debe ser anónima

Si bien no hay legislación que regule la técnica, las directivas de SAMER indican la conveniencia del anonimato de la donante. El anonimato de la donante es un derecho relacionado con su derecho a la intimidad y a la vida privada (art. 19 CN).

Requisitos para ser donante:

  • Tener entre 20 y 30 años de edad.
  • Gozar de salud física y mental.
  • Tener antecedentes de maternidad con hijos sanos.
  • No poseer antecedentes para enfermedades de transmisión genética.
  • Estudios infectológicos negativos de:

HIV
Hepatitis
Toxoplasmosis
Rubéola
Sífilis

Chlamydia
Micoplasma
Ureaplasma
Herpes
Citomegalovirus